Food & Beverage – Orden y cuidado para las etiquetas con los almacenes automáticos

Quienes trabajan en el sector de la alimentación y bebidas saben lo importante que es la fase de etiquetado. Orden, cuidado y precisión se convierten en requisitos aún más estrictos en un almacén donde se almacenan las etiquetas que se aplicarán en el producto final. No solo no se admiten errores, sino que las mismas etiquetas deben conservarse en excelentes condiciones ya que serán uno de los factores distintivos de la mercancía. Una ayuda importante para las empresas puede ser el uso de almacenes automáticos verticales. Veamos cómo, a través del ejemplo del nuevo Vertimag, el sistema diseñado por Ferretto Group puede ofrecer una solución de almacenamiento para gestionar materiales de cualquier formato, peso y dimensiones.

Las ventajas en el almacenamiento de las etiquetas:
- más orden - velocidad y facilidad de picking
- reducción de los errores
- mejor trazabilidad y gestión del stock
- protección de las etiquetas

Los almacenes automáticos verticales para el Food & Beverage
Los almacenes automáticos verticales se han consolidado como una de las soluciones más adecuadas para satisfacer las necesidades del sector de la alimentación y bebidas: desde la optimización de los espacios hasta la alta trazabilidad de los productos, desde la protección de los materiales hasta la eficiencia en la gestión de stock. En particular, optar por un almacén vertical permite que las empresas maximicen el espacio en el suelo - con Vertimag la superficie ocupada se reduce hasta 1/10 con respecto a las soluciones tradicionales - y, gracias a la automatización, permite mejorar la gestión de los flujos y minimizar los errores de picking, aumentando el procesamiento de los pedidos y la seguridad de los operadores.

Más seguridad y orden con las etiquetas en las bandejas

Las etiquetas son una parte fundamental para los productos del Food & Beverage: hacen que el producto sea reconocible y contienen información importante para los clientes. Por lo tanto, su almacenamiento es una operación que requiere cuidado y atención. En comparación con las estanterías tradicionales, donde las etiquetas corren el riesgo de ensuciarse o dañarse, las bandejas de los almacenes automáticos verticales son el lugar más seguro y protegido. Además, la posibilidad de utilizar diferentes tipos de separadores aumenta el orden en que se almacenan: este aspecto se traduce en un incremento de la facilidad y de la velocidad de recuperación.

Basta de errores gracias a la automatización
El mayor orden en el que se almacenan las etiquetas se transforma también en una disminución de los errores. De hecho, la automatización permite una precisa trazabilidad y gestión del stock, mientras que herramientas como el puntero láser y la barra de led alfanumérica guían a los operadores para un picking más preciso y sencillo. Además, un almacén automático vertical como Vertimag está diseñado para garantizar las mejores condiciones de trabajo para los operadores. Los encargados de la máquina siempre pueden trabajar con la máxima seguridad y en perfecta ergonomía, garantizada por la altura y la estructura del sistema.

El espacio es importante: ¿por qué desperdiciarlo?
Los almacenes verticales permiten obtener ventajas concretas en términos de espacio. La reducción de la superficie ocupada con respecto a los sistemas tradicionales es sin duda el primer beneficio, pero no el único. Por ejemplo, la configuración flexible de Vertimag permite el posicionamiento de bandejas de altura variable de acuerdo con el tipo de unidad de carga almacenada. Aprovechando las posibles combinaciones, se pueden obtener diferentes alturas de bandeja con la misma capacidad de carga. ¿La ventaja? Si los productos son bajos, como las etiquetas, se pueden utilizar bandejas con bordes bajos y, por lo tanto, se ahorra espacio incluso en altura.

Más seguridad y orden con las etiquetas en las bandejas

CONTÁCTENOS PARA MÁS INFORMACIÓN

Para recibir más información llenar el formulario.