Por qué un almacén vertical automático es una auténtica inversión

No es sólo una cuestión de eficiencia logística. Las ventajas de un almacén vertical automático también se miden en su capacidad de generar valor para la empresa, el llamado ROI, es decir, el retorno sobre la inversión. En el caso de los sistemas que utilizan la automatización, esto es determinado por un conjunto de valores que se traducen en beneficios y ahorros concretos: la optimización del espacio, por ejemplo, que libera zonas para otras actividades sin tener que recurrir a ampliaciones; o la disminución de los errores y el control minucioso del stock, que garantizan menos derroches y un mejor servicio a los clientes, pero también la seguridad y la calidad del trabajo que aumentan e influyen positivamente en los procesos de producción. Por último, pero no menos importante, la posibilidad de beneficiarse de las facilidades previstas por el Plan Industria 4.0. Veamos en detalle algunos de los principales aspectos que permiten que las empresas obtengan un retorno sobre la inversión concreto y medible a partir de la adopción de un almacén vertical automático.

El espacio cuesta: optimizarlo conviene

El desarrollo vertical del almacén, quizás la más evidente de las ventajas, permite ocupar menos superficie y esto se traduce en una optimización de los espacios disponibles. ¿Algunos ejemplos? Con el almacén automático Vertimag de Ferretto Group, al aprovechar mejor la altura del espacio, se consigue un ahorro de hasta el 90% de la superficie ocupada en el suelo. Son cifras importantes que, a nivel práctico, dan la posibilidad de aprovechar al máximo el espacio disponible, mejorando la organización de las áreas o destinándolas a otras actividades productivas, desde la mejora de la gama de productos hasta la introducción de nuevas tecnologías o sistemas. Para quienes no tienen la posibilidad logística o económica de ampliar los edificios, pasar a la automatización vertical evita deslocalizaciones o tener que recurrir a nuevas estructuras. Un ahorro considerable, teniendo en cuenta también el valor económico de los espacios de producción.

El espacio cuesta: optimizarlo conviene
Seguridad y calidad: una nueva forma de trabajar

Seguridad y calidad: una nueva forma de trabajar

No es solo una cuestión de eficiencia: garantizar las mejores condiciones de trabajo para los operadores es un deber para una empresa. Los almacenes automáticos permiten transformar los métodos de trabajo en nombre de la calidad y la seguridad. Tomemos el caso del muelle Ergo-Tech para los almacenes verticales. Este sistema exclusivo de Ferretto Group permite realizar las operaciones de picking con total ergonomía. De este modo, los operadores ya no están obligados a desplazarse ni realizar movimientos agotadores o peligrosos, lo que mejora la calidad del modo de trabajar y también la seguridad al reducir drásticamente la posibilidad de accidentes. Calidad y seguridad, pero también, resultados. Gracias a la formación y al apoyo constante de nuestros técnicos, los operadores logísticos mejoran sus competencias para gestionar mejor un sistema automático, explotando al máximo su potencial. En definitiva, muchas ventajas directas para los operadores que además se convierten en un gran valor añadido para la empresa.

Menos errores, más rapidez: la automatización aporta valor

La precisión y la rapidez son dos de los factores competitivos que distinguen a los sistemas automáticos de los tradicionales. Estos son factores que influyen directamente en la capacidad de producción de una empresa, especialmente en un momento en que muchos sectores se caracterizan por la demanda just in time. El valor añadido que genera la gestión «goods to man», propia de los almacenes verticales, es muy alto porque aporta importantes incrementos de rendimiento y elimina los errores de picking en los que puede incurrir un operador. Veamos de nuevo un ejemplo concreto. La amplia gama de accesorios del nuevo Vertimag está diseñada precisamente para un picking más eficiente: desde los divisores para bandejas, pasando por la consola deslizante, los punteros láser, las barras de led alfanuméricas hasta los sistemas put to light. Todas estas herramientas permiten trabajar mejor, más rápido y con mayor precisión. Es también gracias a estos detalles que en el almacén nace un servicio completo y puntual para la plena satisfacción de los clientes.

Menos errores, más rapidez: la automatización aporta valor
La eficiencia de un almacén automático

La eficiencia de un almacén automático

Además de la rapidez y la seguridad, otro aspecto interesante relacionado con el retorno de la inversión en la elección de un almacén vertical automático es la posibilidad de gestionar los stocks con gran precisión. Totalmente automatizados y equipados con un sistema de trazabilidad fiable, estos sistemas permiten reducir los volúmenes almacenados sin riesgo de rotura de stock y, por tanto, reducir la inmovilización de capital. La integración del software de gestión de los sistemas con el ERP corporativo garantiza una gestión optimizada de los flujos y un control del stock constantemente actualizado.

La automatización, una inversión que conviene

Optimización del espacio, seguridad y calidad, eficiencia en la gestión, aumento de la productividad: estos son algunos de los numerosos factores que convierten el precio de un almacén vertical automático en una auténtica inversión, convirtiéndose así en la solución logística ideal para las empresas de los más diversos sectores. Para más información, consulte los estudios de casos de las empresas que ya se benefician de las ventajas de la automatización y descubra la gama de almacenes verticales automáticos de Ferretto Group.

CONTÁCTENOS PARA MÁS INFORMACIÓN

Para recibir más información llenar el formulario.